Rumbo a San Fermín

miércoles, 6 de julio de 2011
Como otros años salió de Zeven el 30 de junio camino de Pamplona. Solía darse una semana porque era el tipo de persona que adora el viaje tanto como el destino y no desaprovechaba las ocasiones para facilitar los encuentros, ya fueran con lugareños o con viajeros como ella. Apenas quedaban unos minutos para el mediodía del día seis, y ya estaba empapada en sudor. Mientras se preguntaba cómo era posible que entrara tanta gente en la plaza del ayuntamiento le vino a la mente la imagen de Raymond, el marino que conoció en La Rochelle. Recordó las caracolas de su pelo, sus manos rudas y agrietadas, su dulce y serena mirada. Los cánticos la devolvieron de nuevo a la plaza. La gente se empujaba, reía, gritaba en todos los idiomas imaginables. Era prácticamente imposible escuchar el pregón. Disfrutaba con aquel espectáculo pero se sentía incómoda. Además del sofoco comenzaba a sentir mareos. Y claustrofobia. Aguantó hasta escuchar el chupinazo. Con el vello erizado por la emoción apagó el minitelevisor, salió a la cubierta del velero y gritó: Ray, tu sabes si el Arga es navegable? No tengo ni idea —respondió él. Y acompañó el giro del timón con una sonora y luminosa carcajada.


Juan Luis Blanco
6/7/2011

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo!! Que planchazo y rusticamente desprevenida de -la verdadera historia, mas bien parece... Rumbo al Mediterraneo, a Catalunia... Rumbo Surrealistico pero no precisamente a los San Fermines si lo piensan tan -animadamente Deprisa y ccoccorriendo!! y no!! no te voy a decir donde destacan especialmente sus dos, tres, u hasta cuatro errores analogicamente del pensamiento pero bueno si estas en varios sitios a la vez, si muy surrealistico mas que Picassiano, Dieguista o Goyesco todo tiene su -cabalidad-.


Para Los San Fermines pintaria una montania llena de -heno, paja u hierba para las vacas quieran pacer mejor en esos valles tan oxigenados y cercanos al CantaBrico... y mas otro dia, MuAkk al marino y a su pudica novelistica futurista guita!!

Juan Luis dijo...

Rumba a San Zermin, desde el kamarote de los germanos Bar's. A todo drapo hacia cala Extafeta, girando el angla y levantando el Simón ¿o al revés? Mantened la rumba, ¡por diox!, y la verrrrticalidad... que no se vierta una gota de rrron ¿Guién desplegó esas velas rrrojas? Esto era una nave... ¿porgué tengo la cara sssobre la yerbaaaaa? 16 nudos y siete... cinco... trrres piessss. Grrrumeteeee! Friega la gubierta!

Anónimo dijo...

Excuse me!!


Happy Birthday, polizon!!

Juan Luis dijo...

Thank you, navegante! :-)

Publicar un comentario