Sombra cegadora

martes, 15 de enero de 2013

Una humedad omnipresente y oscura llevaba deslustrando los muros desde que todo comenzó. Hoy, como ayer, como hacía ya demasiado tiempo, sobraba plomo en las nubes y faltaba tarde a los días. La ventura se guarecía tras un futuro esquivo y presumiblemente lejano, y sólo el eco difuso de un avión pudo bosquejar en su memoria algunos rayos de luz y el rostro de un amigo.

Llovía hasta debajo de los puentes y no supo decir si era aquel extraño proceder meteorológico lo que hacía que le dolieran como propias las soledades ajenas. Cerró los ojos y, mientras se preguntaba si aquello era una depresión o una borrasca, o si era una maligna alianza de las dos, o si el cielo habría quizás pasado de moda; hizo recuento de sus últimos holas y adioses. Y a la vista del balance, quedó a la espera de algún eclipse para volverlos a abrir.



Juan Luis Blanco
15/01/2013

7 comentarios:

Unknown dijo...

Bueno, maravilloso Juanlu, me ha gustado mucho.
Sin embargo te voy a hacer una crítica, púramente de estética literaria. Me guta mucho cómo eliges los adjetivos, creo que son adecuados, sugerentes, evocadores, y en general funcionan muy bien, pero algunas (pocas) veces creo que hay demasiados. Creo que quitando alguno quedaría mejor. Por ejemplo: "La ventura se guarecía tras un futuro esquivo y presumiblemente lejano, y sólo el eco difuso de un avión invisible...", en poco texto hay 4 adjetivos. Yo creo que quitando "difuso" o "invisible" quedaría mejor.
Bueno, a lo mejor sólo es una cuestión de gustos, y conste que lo digo porque me encantan tus textos...
Besos,
Roberto

aMara dijo...

Me encanta la sensación de empaparme debajo del puente....Qué fenómenos meteorológicos más ricos!! Gracias, me encanta! :-))))

Juan Luis Blanco dijo...

Gracias Rober! Te decía en mi comentario anterior ( uno que no has leído por que no ha subido al blog) que a veces no termino de acotar satisfactoriamente algunas sensaciones y quizás abuso de los calificativos... Es certero tu comentario y me has convencido! Así que he echado mano de las tijeras... Un abrazo.

Juan Luis Blanco dijo...

Gracias Amara. Me alegro de que te guste. Aunque a mi tanta lluvia me está empezando a cansar... Un abrazo.

Daniel Buitrago dijo...

Si de toda esa lluvia surgen textos tan hermosos, bienvenida sea.

Un saludo,

Daniel

Juan Luis Blanco dijo...

Pues bienvenida la lluvia y bienvenido tú :-)

Gracias Daniel.

Saludos

Ana Marco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario